11 enero 2010

Las fuentes de información periodística

Posted in Labor periodística tagged , , , , , , a 23:43 por Pilar Muñoz

Fuentes de información periodísticaCuando un periodista sale a la calle en busca de información, lo primero que le exige su empresa es contrastar los hechos. El periodista, como suele ocurrir en la mayoría de las ocasiones no es testigo directo de los acontecimientos por lo que debe echar mano de las fuentes periodísticas. El profesional debe acudir a un tipo de fuente u otra según la información que trate.
A menudo, las informaciones políticas vienen de la mano de notas y ruedas de prensa en las que el periodista puede acceder a la información. En otras ocasiones, las fuentes aparecen de la mano de los ciudadanos que han sido testigos de los hechos, pero lo que realmente distingue a un periodista, algo en lo que nos han hecho mucho hincapié desde que llegamos a la facultad, son las fuentes personales que proporcionan información a título particular. Siempre nos han explicado que lo que enriquece al periodista son las fuentes y que cuanto más apretada sea su agenda más prestigio tiene y mejor contrastada estará su información.
Poseer fuentes periodísticas es algo que, obviamente, es muy importante dentro de nuestra profesión que se basa en la objetividad y la honestidad pero también es cierto que el poseer determinadas fuentes de información puede hacer caer al periodista en una espiral de la que no pueda salir. A menudo, las fuentes abusan de su relación con los periodistas y le envían continuamente datos, correos electrónicos y notas de prensa, que en la mayor parte de las ocasiones carecen de contenido e importancia haciendo que el buzón del correo electrónico del periodista o el del periódico esté cargado de informaciones inútiles. Y como consecuencia la fuente dejará de tener una buena consideración en la redacción y no se tendrá en cuenta.
Mi experiencia me dice, tras haber pasado unos meses como becaria en la oficina de prensa de un Ayuntamiento, que no hay que avasallar a los medios con informaciones banales. Desde esta oficina enviábamos notas de prensa de contenido relevante de manera constante pero sin agobiar a los diarios y así, prácticamente todos los días, publicaban noticias en las que se hablaba del pueblo.
Anuncios