11 enero 2010

Las fuentes de información periodística

Posted in Labor periodística tagged , , , , , , a 23:43 por Pilar Muñoz

Fuentes de información periodísticaCuando un periodista sale a la calle en busca de información, lo primero que le exige su empresa es contrastar los hechos. El periodista, como suele ocurrir en la mayoría de las ocasiones no es testigo directo de los acontecimientos por lo que debe echar mano de las fuentes periodísticas. El profesional debe acudir a un tipo de fuente u otra según la información que trate.
A menudo, las informaciones políticas vienen de la mano de notas y ruedas de prensa en las que el periodista puede acceder a la información. En otras ocasiones, las fuentes aparecen de la mano de los ciudadanos que han sido testigos de los hechos, pero lo que realmente distingue a un periodista, algo en lo que nos han hecho mucho hincapié desde que llegamos a la facultad, son las fuentes personales que proporcionan información a título particular. Siempre nos han explicado que lo que enriquece al periodista son las fuentes y que cuanto más apretada sea su agenda más prestigio tiene y mejor contrastada estará su información.
Poseer fuentes periodísticas es algo que, obviamente, es muy importante dentro de nuestra profesión que se basa en la objetividad y la honestidad pero también es cierto que el poseer determinadas fuentes de información puede hacer caer al periodista en una espiral de la que no pueda salir. A menudo, las fuentes abusan de su relación con los periodistas y le envían continuamente datos, correos electrónicos y notas de prensa, que en la mayor parte de las ocasiones carecen de contenido e importancia haciendo que el buzón del correo electrónico del periodista o el del periódico esté cargado de informaciones inútiles. Y como consecuencia la fuente dejará de tener una buena consideración en la redacción y no se tendrá en cuenta.
Mi experiencia me dice, tras haber pasado unos meses como becaria en la oficina de prensa de un Ayuntamiento, que no hay que avasallar a los medios con informaciones banales. Desde esta oficina enviábamos notas de prensa de contenido relevante de manera constante pero sin agobiar a los diarios y así, prácticamente todos los días, publicaban noticias en las que se hablaba del pueblo.

10 enero 2010

Situación de los medios de comunicación

Posted in Empresa informativa tagged , , , , , , , , , , , , , , , a 17:47 por Pilar Muñoz

Medios de comunicaciónCon la aparición de la imprenta, la información se convirtió en uno de los elementos más importantes en todos los campos. Antes incluso de su invención, la comunicación tenía un papel imprescindible, especialmente en relación con el poder. Ya desde un primer momento, la información y la comunicación han estado ligadas a la élite. La evolución que éstas han sufrido durante siglos ha traído como consecuencia el que hoy tengamos la maravillosa profesión de periodista, y el que se haya creado todo el entramado de medios de comunicación.
Pero, ¿qué es lo que está ocurriendo con los medios de comunicación desde hace unos años atrás hasta la actualidad? Se está produciendo una crisis en torno a ellos. Los medios de comunicación aparecieron como una solución a los problemas comunicativos a la vez que con fines propagandísticos. Desde sus inicios, la información, ligada al poder, ha sido conducida por la clase obrera para convertirla en libre, sin ligaduras a la élite que la subvencionaba y por consiguiente era la que transmitía a través de éstos, lo que les convenían y de la manera que querían. De hecho, la clase obrera buscaba tanto la libertad de expresión e impresión que hizo que la prensa se convirtiera en el cuarto poder. Se creó en un contexto de aparente democracia una prensa que daba voz al pueblo, a la masa.
Hoy en día la sociedad tiene una valoración especial acerca de la información. Ahora los medios de comunicación no son manejados por periodistas, sino por empresarios que quieren convertirlos en el primer poder. De esta manera, se convierten en simples empresas con ánimo de lucro, que compiten por las audiencias. Asimismo la calidad de la información no es la misma, ya que los temas que se tratan no son críticos, de la realidad del momento, sino que son temas influenciados por la publicidad, por cuestiones financieras, de entretenimiento, etc. que intentan llamar la atención del público. La sociedad se está dando cuenta de lo que acontece, por lo que parte de ella se está movilizando para crear medios de comunicación alternativos que hagan la función de quinto poder.
Cada vez más la sociedad se está dando cuenta de la situación que está aconteciendo y está creando en torno a ella un comportamiento peculiar. Ahora la sociedad se ve desamparada, existe una inseguridad informacional, creándose una  situación de desconfianza general. De esta manera cuando nos informan sobre algún acontecimiento, ocurre que no estamos totalmente seguros de si es cierto o no. En parte esto viene dado por la aparición de la televisión. Hoy en día a las personas que “consumimos medios de comunicación” se nos tiene que calificar como telespectadores más que espectadores, público, lectores, entre otros. Nos hemos acostumbrado a informarnos a través de imágenes, dando credibilidad solamente a algo que vemos con nuestros propios ojos. De hecho hasta los mismos periodistas asumen esto, seleccionando solo las noticias que pueden ser contadas principalmente a través de imágenes, ya que saben que con esto van a atraer al publico. Y desechan las que no cuentan con la posibilidad de ser contadas a través de fotografías. Esto se debe a que la información es cada vez más un elemento de mercado, que busca el beneficio económico y no una información crítica, concisa y clara que haga las veces de voz de las masas y no de la élite.
De esta manera, la televisión está ganando terreno a la prensa y en general a todos los medios porque satisface mejor que otros el objetivo principal del telespectador, que se centra más que en comprender y asimilar un acontecimiento, en verlo con sus propios ojos.

Mujer, deporte y medios de comunicación

Posted in Periodismo deportivo tagged , , , , , , a 16:49 por Pilar Muñoz

Mujer y deporte

No hay periodista más afortunado que el periodista deportivo. Sentir los gritos de la afición en la nuca haciendo un pie de campo, notar el cosquilleo en el estómago de tener que elaborar una crónica para el día siguiente de un partido disputado a las once de la noche o, incluso, disfrutar con la victoria del equipo del que eres aficionado y escribir sobre ello. Eso es un privilegio del que muy pocos pueden disfrutar.
Me quedo con la última frase para opinar sobre algo que me preocupa como mujer y como periodista, la situación de la mujer en el deporte y su relación con los medios de comunicación tanto como deportista como comunicadora.
Desde hace ya bastantes años son muy pocas las periodistas deportivas que resuenan en nuestra cabeza frente a la multitud de nombres masculinos. Y es que el mundo del deporte parece haber sido siempre un “mundo de hombres”.
Las redacciones de los periódicos deportivos están llenas de profesionales de la información de sexo masculino pero ¿y las mujeres? Es cierto que cada vez hay mayor presencia femenina en las redacciones, a pie de campo y en las ruedas de prensa, pero aún deja mucho que desear la situación en la que se encuentran. Hoy en día, todavía no se ha conseguido la igualdad en el trabajo que aún muchos consideran preferentemente masculino. Una mujer en una redacción de la sección de deportes tiene que hacer méritos y trabajar el doble que un hombre para que la respeten y la consideren competente. En muchas ocasionas, además, las mujeres ocupan puestos de poca responsabilidad. Es difícil, por no decir casi inexistente, encontrar mujeres retransmitiendo partidos importantes de fútbol, baloncesto, o carreras de motociclismo, ciclismo, etc.
Tampoco hay igualdad en el tratamiento de la información. Y es que no hay nada más que ver el telediario, independientemente de si es de una cadena pública o privada, para darse cuenta de que las mujeres no practican deporte. En realidad, todos sabemos que si lo practican, lo que ocurre es que se le da un escaso tratamiento y muy poco espacio en los informativos de televisión, en prensa o en radio.
Es importante que los medios de comunicación, cada vez más influyentes reaccionen y apuesten por la retransmisión de partidos de ambos sexos. Los medios, como empresas informativas que son, necesitan obtener beneficios y saben que el deporte rey es el fútbol masculino, pero deberían apostar por la coeducación, el respeto y la igualdad.

9 enero 2010

Vivirlo para contarlo

Posted in Periodismo deportivo tagged , , , , , , a 9:53 por Pilar Muñoz

Periodismo deportivoEl deporte es algo que, prácticamente a todo el mundo le entretiene y le gusta y si no es así, pues al menos, se han interesado por algún que otro partido de fútbol o baloncesto, seguramente, de la Selección Española. No importa que con diez años te gustara jugar en el colegio al fútbol o te sentaras en las escalerillas mientras otros jugaban, cuando un buen día se despierta en ti el interés por algún deporte con el que disfrutas y, además, se una al cosquilleo en el estómago por el mundo periodístico, se puede decir que tú destino profesional está escrito.
La experiencia de muchos periodistas que trabajan en esta rama nos dice que, a lo largo de nuestra vida profesional, como periodistas deportivos, nos vamos a encontrar un camino lleno de baches en el que cambiar de medio y probar hasta que lleguemos al definitivo va a ser el pan de cada día.
Cada medio trata la información de manera diferente y  trabaja sobre unas bases que pueden resultar ser opuestas o discrepar de las del resto. En periodismo muy pocos son los medios generalistas o especializados que no den prioridad a algún deporte y a determinados clubes frente a otros. De esta manera, surge el entramado y la relación entre deportista, club, representante, etc. y periodista. A menudo, los clubes utilizan a los periodistas para filtrar información con la que aumentar el coste de los fichajes, facilitándolos o dificultándolos, sobre todo en el caso del fútbol. Ese es el partido en el que juegan los periodistas y los clubes. En el que ambos ganan y pierden según las circunstancias. El periodista también se beneficia de las filtraciones, ya que le da cierto cahcé dentro del medio en el que trabaja y esto hace que, posiblemente, lo tengan en cuenta para un futuro.
Lo mejor y lo peor del periodismo es algo que cada uno debe evaluar desde la propia experiencia. La relación con los deportistas juega un papel importante y cada uno debe saber diferenciar cuando la conversación con un deportista es en calidad de amigo y cuando en calidad de periodista. Lo que sí es importante es tener una buena relación con los compañeros de trabajo, aunque sin olvidar que, a veces, es una amistad falseada por la irrupción del interés para conseguir una información o elaborarla y tratarla antes de que el compañero lo haga y así poder escalar peldaños dentro de la empresa. Y es que uno de los inconvenientes de esta profesión es que, generalmente, el salario no está en consonancia con las horas de trabajo que realiza el profesional de la información, que trabaja incluso domingos y festivos. Y a  consecuencia de ello, la vida social y personal puede verse afectada.
Trabajar como periodista deportivo es un gran reto, en el que hay que saber jugar en equipo y desmarcarse cuando sea necesario, siempre en beneficio del marcador general. Siempre en beneficio de un periodismo de calidad, fundamentado y riguroso.